La planeación urbana le falló a Katmandú

unnamed

En Nepal, el cáos urbanístico y las continuas violaciones a las normativas de construcción contribuyeron a que la cifra de muertos por el terremoto fuera mayor.

Hace algunos años, cuando visité Katmandú, la capital de Nepal, esta era una hermosa ciudad montañosa con edificaciones pintorescas. Los comenrciantes me sonreían mientras caminaba por los estrechos y coloridos callejones de los mercados. El pasado fin de semana la ciudad fue el epicentro de un terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. Manzanas enteras colapsaron, monumentos centenarios quedaron reducidos a escombros y en las vías se abrieron grietas apocalípticas. La ciudad por la cual caminé hace tantos años ya no existe.

Es difícil estimar las pérdidas causadas por el terremoto. Según los reportes más recientes, han muerto más de 2.500 personas y hay alrededor de 6.000 heridos. Mientras los equipos se esfuerzan entre fuertes réplicas, se espera que estas cifras aumenten considerablemente.

Aunque el terremoto en sí era inevitable (Nepal se encuentra ubicado sobre una falla geológica), la urbanización descontrolada en todo el Valle de Katmandú amplificó la fuerza fatal del desastre. Así lo describió un reporte del Banco Mundial en 2013:

El desarrollo urbano sin planeación en el Valle de Katmandú ha producido una extensión descontrolada, un deasarrollo irregular, de mala calidad e inaccesible, una pérdida de espacios abiertos y una mala calidad de vida. También ha incrementado la vulnerabilidad a los desastres, convirtiendo a Katmandú en una de las ciudades más vulnerables a los terremotos en todo el mundo.

Según este informe, la ciudad de Katmandú es una de las áreas metropolitanas de más rápida expansión en todo Asia del Sur. Pero gran parte de ese crecimiento no ha sido planeado ni regulado. En las áreas rurales del valle se han creado poblaciones satélites sin mayor guía del gobierno. Por otro lado, los centros comerciales, oficinas y edificios residenciales dentro de la ciudad no se construyen bajo los códigos de seguridad diseñados para proteger a sus habitantes en caso de un terremoto.

unnamed (1)

“El código de construcción es un problema serio. En una ciudad como Katmandú, cada día aparece un nuevo edificio que no ha sido construido de acuerdo a las normas” declaró Robert Piper, antiguo coordinador para las Naciones Unidas en Nepal a la Fundación Thompson Reuters. “Los edificios matan a la gente,  no los terremotos”.

Desafortunadamente, la vulnerabilidad de la ciudad fue comprobada. Pero el caso de Katmandú no es único, según la Fundación  Thompson Reuters varias ciudades en expansión de Asia del Sur muestran patrones de crecimiento urbanístico igual de peligrosos. Nueva Delhi, capital de India es otro ejemplo.

“Delhi no sólo está densamente poblada sino que hay una completa falta de imposición por parte de las autoridades encargadas de asegurar que se cumplan los códigos de construcción y las normas de seguridad en las estructuras” declaró D.K. Paul, profesor emérito en el departamento de ingeniería sísmica del Instituto indio de tecnología a The Hindustan Times.

Según Paul, si el epicentro del terremoto del pasado sábado hubiera sido cerca de Nueva Delhi, la mitad de la ciudad, un área mucho mayor a Katmandú en población y en extensión, se hubiera venido al suelo. Esperemos que la tragedia en Nepal, y la posibilidad de otras similares, haga que las ciudades revalúen sus políticas de planeación urbana antes de que ocurra otro desastre.

http://www.citylab.com/housing/2015/04/how-urban-planning-failed-kathmandu/391499/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s