Las murallas de Cartagena

 Lastimosamente este escrito no se refiere a esos monumentales muros de piedra amarilla, coloreados por el paso de la historia y de los momentos claves de la creación de lo que hoy llamamos Colombia.

Las murallas de las que quiero hablar hoy, son unas murallas negras de unos 20 metros, con líneas blancas y amarillas y flechas en todas las direcciones. Las nuevas murallas de Cartagena son sus autopistas, menos llenas de tiempo y de historia; éstas se han vuelto una parte muy visible del modernismo de Cartagena. Las autopistas son líneas alrededor de la costa que impiden la llegada tranquila y segura de las personas, ya sea de sus propios habitantes o de los visitantes del mar y de la playa, las cuales son, tal vez, para la mayoría uno de los más grandes atractivos que tiene la ciudad.

Sin lugar a dudas, cuando alguien decide vivir en Cartagena o visitarla en vacaciones se debe a dos cosas: a su historia reflejada en su centro histórico y a sus playas que rodean prácticamente toda la ciudad. Tristemente, lo que se aprecia en este momento, es que, cada vez más, los residentes y turistas buscan playas alejadas donde puedan estar más tranquilos y seguros, donde los niños no corran peligro de ser atropellados, si se descuidan. Lastimosamente, Cartagena se ha empeñado en alejar las playas cada vez más de sus residentes y turistas. No es raro ver a la gente de todos los lugares del mundo arriesgando sus vidas, tratando de atravesar las grandes autopistas, que se han construido entre la ciudad y la playa. El cruce por ellas de los niños y de las mascotas se vuelve imposible.

(Desde siempre se ha dicho que las vías son el progreso, pero en Cartagena lo único que han logrado es separar a los residentes y turistas de las playas).

La última gran muralla, que se construyó en La Ciudad Amurallada, viene acompañada de su foso, un túnel de 400 metros de largo. Esta idea del túnel se vendió bajo el supuesto de no convertir la autopista en un impedimento para llegar a la playa, pero su efecto fue totalmente contrario, separó por completo un nuevo foco hotelero de una de la playas que aún no estaba fuera del alcance de los residente y turistas. Esta nueva muralla impide que la gente llegue al agua y que disfrute del reconfortante caminar descalzo sobre la arena. Fue en vano el esfuerzo de adornar la autopista con ciclorrutas, luminarias, bancas y basureras, esta nueva muralla se erige con su foso al lado impidiendo el paso.

Es terriblemente triste ver cómo la ciudad destina cada vez más espacio para las grandes autopistas y cómo con éstas se roba a los residentes y visitantes el disfrute de la ciudad. Lo que es aún peor, es que con éstas no se logra resolver el problema de circulación en la ciudad, para lo que fueron construidas.

 Alberto Londoño

Las autopistas rodean la ciudad y la separan del mar
TOMADA DE: http://www.colarte.com/colarte/foto.asp?idfoto=279247
Algunos Links relacionados para entender un poco más

Un accidente entre un hotel y la playa.

http://www.eluniversal.com.co/sucesos/motocicleta-arrollo-transeunte-en-bocagrande-224427

Una plataforma para ver las vías de Cartagena.

http://www.viajesyfotos.net/satelite/colombia/cartagena.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s